Cree el aldeano vanidoso que el mundo entero es su aldea, y con tal que él quede de alcalde, o le mortifique al rival que le quitó la novia, o le crezcan en la alcancía los ahorros, ya da por bueno el orden universal, sin saber de los gigantes que llevan siete leguas en las botas y le pueden poner la bota encima, ni de la pelea de los cometas en el Cielo, que van por el aire dormidos engullendo mundos. Lo que quede de aldea en América ha de despertar.

- José Martí

Wednesday, March 17, 2010

Unas Preguntitas sobre el ELA Soberano

El siguiente artículo fue escrito por Joel Colón Ríos y publicado en el Claridad en marzo de 2010.

He leído con interés el artículo del Lcdo. Ramón Luis Nieves, titulado “Desenredando al Enredado”, publicado en respuesta a un artículo escrito por mí (“Los Enredos del ELA Que Queremos (Y Cómo Evitarlos)”, Claridad, Edición 2971, página 37). Quisiera brevemente referirme a algunos de sus planteamientos, en aras de que poco a poco se vaya aclarando la concepción de la soberanía defendida tanto por el licenciado Nieves como por algunos proponentes de la libre asociación. A mi juicio, sólo así se haría posible una alianza entre ese sector y el movimiento independentista. Sin embargo, como las preguntas y respuestas están de moda, y como aparentemente soy yo el que ando enredado, me gustaría limitarme a hacerle al Lcdo. Nieves unas preguntitas sobre su concepción de la soberanía y del ELA Soberano.


1. En su artículo, el licenciado Nieves escribe: “La soberanía es UNA, pero está compuesta de competencias que se pueden delegar a otro país (claro, si las delegamos todas, no hay asociación, sino colonialismo).” A pesar de que es mucho lo que se podría decir sobre esa oración, simplemente me gustaría que el Lcdo. Nieves nos explicara lo siguiente: ¿Qué tal si en vez de delegar todas las “competencias” delegamos algo así como el 50%? En ese caso, ¿seríamos soberanos o seguiríamos siendo una colonia, o seríamos mitad y mitad? ¿Y qué tal si en el ejercicio de nuestra soberanía delegamos el 95% de las “competencias”, seríamos en ese caso soberanos meramente por no haberlas delegado todas? ¿De verdad hay que delegar todas las “competencias” para ser colonia, como dice el licenciado Nieves, o se puede ser colonia delegando solamente algunas? Si no es así, ¿cuántas competencias debemos conservar para ser soberanos, y cuántas para ser colonia?

2. En otra parte de su artículo, al igual que en su libro, el licenciado Nieves sugiere que un Puerto Rico soberano le podría delegar al Congreso de los Estados Unidos el poder de legislar para Puerto Rico sobre determinados asuntos. Señala, además, que mi crítica a ese planteamiento “sugiere una visión limitada de lo que es la soberanía”, y demuestra mi “desconocimiento sobre las relaciones de asociación existentes”. Agradecería muchísimo entonces que el licenciado Nieves me ilustrara respondiendo a esta pregunta: ¿Sería Puerto Rico un país soberano bajo un “pacto de asociación” como el siguiente?:

Pacto de Asociación

“En el ejercicio de su soberanía y en igualdad de condiciones, Puerto Rico y Estados Unidos, acuerdan lo siguiente:

(1) Las leyes de cabotaje de los Estados Unidos no aplicarán en Puerto Rico;
(2) Puerto Rico podrá hacer tratados comerciales con otros países;
(3) Las leyes ambientales de los Estados Unidos seguirán aplicando en Puerto Rico;
(4) El derecho penal estadounidense seguirá aplicando en Puerto Rico;
(5) Este pacto estará vigente por un término de 30 años, y podrá ser renovado por acuerdo entre las partes.
(6) Las leyes de los Estados Unidos no mencionadas en este pacto podrán dejar de aplicar en Puerto Rico antes de darse por terminado el pacto, a petición del gobierno de Puerto Rico.”

Para evitar respuestas evasivas, debe aquí quedar claro que no le estoy preguntando al licenciado Nieves si está de acuerdo con el contenido específico de este “pacto” (es decir, la pregunta no es si el licenciado Nieves opina que es una buena idea que las leyes que menciono en el ejemplo apliquen en Puerto Rico). La pregunta es si, según él, un pacto como ese es consistente con un Puerto Rico soberano. Si la contestación es que sí, que bajo un pacto como ése Puerto Rico sería “soberano”, entonces no cabe duda de que su concepción de la soberanía está enredada, y de que lo que está proponiendo bajo el nombre de “ELA Soberano” es una nueva forma de colonialismo. Por el contrario, si el licenciado Nieves piensa que bajo un pacto como ése Puerto Rico no sería un país soberano, entonces lo felicito. Sin embargo, en ese caso, debería escribir un libro nuevo, pues El ELA que queremos apunta en la dirección contraria.

No comments:

Post a Comment

Post a Comment